Jason-3

Sistema Monitor de Océanos

El nuevo satelite Jason-3 ha comenzado su viaje para registrar los niveles marinos. La cooperación euroamericana continua un trabajo de más de dos décadas con el objeto de monitorear los cambios oceánicos tales como el fenómeno del niño. La sinergia entre la NASA y las organizaciones europeas es cada vez más importante. Por ejemplo, el Dream Chaser, la nueva vesicula alada para reabastecimiento espacial, utilizará una serie de componentes europeos y un sistema de atraque desarrollado en Europa.

El insrumento fundamental de Jason-3 es el altímetro que utiliza un radar para medir la topografía de la supericie del mar. Este es capaz de precisar al nivel de pulgadas, las variaciones. La operación, que costó más de ciento cincuenta millones de dólares, también permitirá mejorar las predicciones de las oficinas climáticas del globo.